VISITA MUSEO DE MALLORCA

El pasado miércoles 12 de junio, algunos colegiados pudieron disfrutar de la visita guiada a la exposición temporal que se lleva a cabo en el Museo de Mallorca hasta el 21 de julio, y que lleva por título «EL MOBLE A MALLORCA-GÓTIC, segles XIII-XVI VIDA QUOTIDIANA, en la que fundamentalmente se han llevado a cabo trabajos de investigación y divulgación del mueble mallorquín, entre 1229 y el s. XVI, cuando empezó a instalarse una nueva estética renacentista, aunque todavía perdurasen las formas góticas.

Por todo ello la muestra aprovecha a mostrar piezas de la colección permanente del Museo, junto a piezas que han perdurado en el tiempo y que se han recopilado de forma temporal de diferentes lugares de la isla.

Entre las cerámicas, cabe destacar las escudellas, sobre todo las de cerámica dorada y tradición islámica, que se empezaron a utilizar a partir del s. XIV, que se producían en Valencia, y también algunas de ellas, catalogadas como «málicas», en alusión al puerto malagueño desde donde partían estas vajillas nazaríes, que sirvieron de inspiración a la primera producción cristiana.

En esta pintura gótica podemos apreciar los tejidos utilizados en la época, la representación de la Virgen de la Buena Muerte, sobre un cojín de tela de «domàs» (de Damasco).

Una de las piezas más destacadas es la caja de novia, que en este caso sigue la tipología catalana importada y que era el objeto que llevaba la mujer a la casa del marido cuando se casaba, con el ajuar. Concretamente en esta caja destaca la presencia de cajones, que no era muy común en este mobiliario, y su origen femenino por la pintura que en la tapa representa «La Anunciación».

En la sala donde se han recopilado los diferentes objetos que sólo se exhiben temporalmente, encontramos parte de un artesonado procedente de la Seu.

También se puede admirar una muestra de los tradicionales muros de las casas que en esa época fueron decoradas con este tipo de mosaico. tradicional con motivos geométricos sobre todo.

A la exposición también se han aportado vestimentas religiosas con los tejidos y decoración tradicional de la época.

En cuanto al aspecto comercial de la época, también se ha incluido en la muestra, la original «Barcella» que el Rey Jaime I empezó a utilizar para regular las medidas oficiales de peso de los cereales, y que equivalía a unos 11 kg de trigo, y que actualmente se conserva en el Ayuntamiento de Sineu.

En la parte final de la exposición, encontramos algunos elementos del mobiliario cotidiano, que se ubica en el interior imaginario de una casa gótica, destacando el armario traído del Convento de Santa Clara y un bello trono-silla.

Como se puede ver en la foto, al mismo tiempo de la exposición, se están llevando a cabo diversas conferencias con temas afines a la muestra, a las que os invitamos también a participar.

Y por último, agradecer a la empresa TRAELBAL, la cesión gratuita de las radioguías inalámbricas para la visita, con el fin de que nos vayamos habituando al uso de estos aparatos que nos ayudan a optimizar recursos en nuestro trabajo.

Comments are closed.