EL COGTIB VISITA EL MUSEO DEL MAR EN SÓLLER

 

El pasado 4 de febrero un grupo de miembros del COGTIB visitó el Museo del Mar en el Port de Sóller. La visita fue dirigida por Irene Cabrer y Aina Mora.

 

El antiguo oratorio de Santa Catalina tiene más de 600 años de historia, es de finales del siglo XIII, como el de Escorca. En la Edad Media éste era el Puerto de Santa Caterina, el nombre de Port de Soller es muy posterior. Su origen está muy relacionado con la leyenda y el milagro de Ramón de Peñafort, de hecho el oratorio se construye por ese motivo y justo abajo, está la capilla de San Ramón donde se ubica la piedra desde la que se lanzó al mar para llegar a la costa de Barcelona. San Ramón era  dominico y veneraba a Santa Caterina o Catalina, mártir decapitada en Alejandría.

                                                            

 

 

El recinto fue atacado y destruido en 1542 por tropas argelinas y fue reconstruido en el siglo XVII. A finales de ese siglo la peste asoló Sóller y el oratorio se convierte en hospital. La peste fue terrible con más de 1000 muertos casi un 20% de la población de la época.

Desde el exterior se pueden ver los 3 edificios que forman el conjunto: la torre, uno de los elementos más antiguos; la capilla  en el centro con una pequeña ventana y la hospedería, a la derecha de la capilla, que fue construida posteriormente.

En el siglo XVIII fue una escuela para niños- no para niñas. La primera escuela para niñas en Soller data del XIX.

En realidad se trataba de un lugar de colonias para el verano, una especie de premio para los que sacaban mejores notas.

En 1936 estalla la guerra civil y toda la zona- también la portuaria- es tomada por los militares, por su ubicación estratégica. La fachada es pintada de blanco y gris, los colores de la armada. Aquí estuvo la imprenta de la base naval donde venían jóvenes de toda España a estudiar, ya que pasó a ser una Escuela de armas submarinas hasta que en 1972 se traslada a Cartagena. Fue entonces cuando el ayuntamiento hizo gestiones para recuperarlo y restaurarlo.

 

En los 90 se funda la Escola de Margers y la Fundación Vall de Sóller, quienes utilizan el edificio como campo de prácticas para los aprendices de margers que llevan a cabo la restauración de la Capilla. También restauraron entre otros el faro de Muleta.

 

En 2018 el proyecto de Museo Marítimo de Mallorca, impulsado por el Consell de Mallorca, empieza a navegar. Se consideran 3 sedes: Palma, Alcúdia y Sóller, con la intención de acercar el mar a la ciudadanía.

 

El Museo del Mar de Sóller sigue cerrado a la espera de que se llegue a un acuerdo entre estas entidades.

Las partes más antiguas del recinto son los restos de un aljibe, la torre y la capilla. La capilla no está consagrada y en su interior fue donde estuvo ubicada la imprenta.

 

 

              

Nos cuentan que lo que se conoce como “Es Turó de Santa Catalina” o istmo que separa el Puerto de Sóller del mar abierto, está completamente hueco. Cuando sopla el viento de Tramuntana o Ponent el agua entra con muchísima fuerza y al estar vacío tiembla todo.

Pasamos a visitar el museo propiamente dicho, con algunas maquetas de los barcos que aquí se construyeron. Porque los astilleros del Puerto de Santa Caterina- así llamado entonces- fueron de los   más activos de Mallorca en la construcción de barcos, después de Palma. Fue parada obligada de los navegantes del XVIII y XIX quienes tras amarrar subían siempre a su bello patio exterior o miranda.

De hecho es el único puerto en esta costa que mira a la Península Ibérica y el más cercano, de ahí su auge comercial hasta prácticamente la guerra civil.

El museo contiene mucha información sobre los tipos de barcos fabricados aquí, así como de la historia de Sóller, su floreciente comercio de naranjas y aceite, su declive con la crisis de los 60/70 y datos sobre los emigrantes que marcharon a América y a Francia y que al volver como ricos comerciantes construyeron las magníficas casas modernistas o coloniales que hoy se conservan en Sóller.

        

 

De esa profunda inmersión cultural con Francia se conservan en el dialecto solleric muchos vocablos de origen claramente francés: carrota (zanahoria), vianda (carne), envelopa (sobre), llunetes (gafas), memé- abuela,abuelo…

La visita del COGTIB apareció en el semanario Veu de Sóller el 8 de febrero y en el Setmanari Sóller el 9 de febrero.

 

 

Damos las gracias a las dos monitoras Aina e Irene y al Consell Insular de Mallorca por facilitarnos la visita y nos alegramos de que el proyecto del Museo Marítimo de Mallorca esté a punto de ser una realidad. Agradecemos también a Laura Velasco y a Ana Thorborg los textos y fotos para la noticia.

 

Comments are closed.